Centro de Movilidad Sostenible: Trabajando por la descarbonización del transporte en Latinoamérica y el Caribe

El Centro de Movilidad Sostenible (CMS)  es una organización sin fines de lucro que busca la descarbonización del transporte en América Latina y el Caribe (ALC), como una forma de contribuir significativamente a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero y contaminantes con efectos nocivos para la salud.

En América Latina y el Caribe el transporte constituye la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero. Según los datos recopilados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), este sector representa aproximadamente el 40% del total de emisiones en nuestra región y de estos, más del 90% proviene del transporte terrestre. Asimismo, entre 1990 y 2019, las emisiones del sector en ALC han crecido 112% solo por debajo de Asia y África en el mismo periodo. 

Sin embargo, los países tienen cada vez menos tiempo para actuar, tomar cartas en el asunto y así poder evitar daños irreversibles en el planeta como consecuencia del cambio climático y otros problemas medioambientales.

El Acuerdo de París nos da un marco dentro del cual nos hemos comprometido a reducir nuestras emisiones. Cumplir con el objetivo del Acuerdo de París requiere que ALC reduzca las emisiones del transporte en 47% a 2050, respecto a los niveles de 2019. Si bien el transporte se encuentra mencionado en 19 de las 26 NDCs de los países de ALC, solo dos establecen metas de reducción de emisiones. Si no hacemos cambios a nuestra forma de movilizarnos, las emisiones del sector podrían aumentar y no reducirse al 2050 al igual que sus externalidades negativas como congestión y deterioro de la calidad del aire. 

En este contexto, nace el Centro de Movilidad Sostenible como una alternativa para el cambio. El CMS emerge como una ONG autónoma e independiente, impulsora  de la investigación y desarrollo en tecnologías y políticas públicas enfocadas en lograr la descarbonización del transporte.

La crisis climática brinda la oportunidad de apostar por un nuevo modelo de transporte, implementando una visión sistémica de cambio. Priorizando el transporte público, las energías renovables, el rol de la mujer, para lograr un transporte más sostenible, eficiente, seguro e inclusivo. Al igual, asegurando que los minerales y recursos necesarios para esta transición energética no tengan impactos devastadores característicos de las industrias extractivas. 

Centro de Movilidad Sostenible: ¿Quiénes somos?

Desafíos como el crecimiento económico, la urbanización acelerada, la dependencia de combustibles fósiles y el aumento de la población, han disparado la demanda de movilidad, desencadenando una mayor congestión vial y, por ende, un número mayor de emisiones contaminantes.

Con esto como antecedente, el Centro de Movilidad Sostenible se presenta como una organización sin fines de lucro que tiene como meta principal mitigar los efectos del cambio climático y la contaminación atmosférica desde la descarbonización del transporte, con acciones neutrales y transparentes.

Esto se logra a través de un trabajo técnico y político,  apoyando tanto iniciativas privadas como políticas públicas destinadas a  la descarbonización del transporte, con el apoyo de socios internacionales que buscan traer las mejores experiencias y adaptarlas a los contextos locales para cumplir con nuestros objetivos. 

¿Qué hacemos en  el Centro de Movilidad Sostenible?

En el Centro de Movilidad Sostenible proveemos expertise técnico y conocimiento global sobre los mejores enfoques para ayudar a cumplir los objetivos de descarbonización del transporte en América Latina y el Caribe.

En este sentido, proporcionamos conexiones a nivel internacional con reconocidos expertos y reguladores en el campo, ofreciendo un alto nivel de experiencia técnica y conocimiento en políticas públicas a nivel local, regional y mundial. Además, contamos con un equipo que posee un profundo entendimiento tanto de la región en la que trabajan, como de los fenómenos globales que la afectan.

Igualmente, trabajamos con el sector privado para potenciar hojas de ruta de adopción de tecnologías vehiculares limpias y que pueden dar un impulso al mercado en la transición energética, así como con organizaciones de la sociedad civil para promover un transporte justo e inclusivo. 

Una de las principales ventajas de trabajar con el Centro de Movilidad Sostenible es la transparencia y neutralidad que brindamos al ser una organización sin fines de lucro. Junto con ello, destaca nuestro enfoque único y profundo, pues nos especializamos exclusivamente en la descarbonización del transporte y las cadenas de suministros que lo impactan. 

Ventajas de trabajar la descarbonización del transporte  terrestre con el Centro de Movilidad Sostenible

Aliado técnico de confianza: El trabajo que realizamos en el Centro de Movilidad Sostenible se apalancan en pilares claves para la sostenibilidad como transparencia y ética. En este sentido, asumimos el compromiso de trabajar por la descarbonización del transporte en Latinoamérica y el Caribe, buscando el bien del planeta y de las comunidades.

Aliados estratégicos: Trabajamos como socios técnicos y regionales con una serie de instituciones líderes a nivel global en el ámbito de la descarbonización del transporte. Estos incluyen el Consejo Internacional para el Transporte Limpio (ICCT), C40 Cities, el Programa de la Naciones Unidades para el Medio Ambiente, el Drive Electric Campaign de la Fundación ClimateWorks, Transport & Environment, Wuppertal Institut, la Agencia Internacional de Energía (IEA), the Initiative for Responsible Mining Assurance (IRMA), Union Internationale des Transports Publics (UITP) entre otros. 

Amplia red de contactos: Articulamos diálogos estratégicos entre financistas, proveedores y empresas privadas, reguladores, académicos, y expertos técnicos, fortaleciendo así la colaboración sectorial.

Enfoque sostenible: Ofrecemos un apoyo integral y constante que abarca desde la capacitación de equipos, hasta la implementación y mejora continua de los proyectos, asegurando el avance hacia la movilidad sostenible.

Cobertura regional: Tenemos alcance en todo Latinoamérica y el Caribe, trabajando actualmente en más de 8 países de la región, lo que respalda nuestro objetivo de disminuir las emisiones de gases efecto invernadero y otros contaminantes nocivos de la salud. Es importante destacar que aunque aún queda mucho por hacer,  diferentes países y entes gubernamentales ya están comenzando a accionar para erradicar los gases de efecto invernadero con políticas como las que se mencionan a continuación:

Tecnología vehicular: Apoyamos, desde una visión técnica, la toma de decisiones para adoptar las mejores tecnologías vehiculares para cumplir con metas de reducción de emisiones de acuerdo a las características propias de cada operación. Ya sea para una operación minera, una flota de camiones de última milla, taxis o transporte público, analizamos las mejores opciones desde un punto de vista técnico-económico y considerando las implicaciones operacionales de estas decisiones. Esto incluye un fuerte enfoque en la electrificación del transporte, tanto desde el punto de vista del vehículo como su sistema de carga, al igual que todas las opciones tecnológicas que ayuden a cumplir con los objetivos de descarbonización. 

Transporte público sostenible: Nuestro enfoque en mejorar la calidad del transporte público, desde una visión energética, es crucial como punto de partida para la integración de tecnologías limpias. El transporte público debe ser  el eje conductor de las transformaciones tecnológicas en el sector dado sus grandes co-beneficios a la sociedad. Dentro de esto, hemos apoyado a ciudades como Santiago, Cali, Panamá, San José de Costa Rica, entre otras en sus procesos de pilotaje de tecnología y despliegue de buses eléctricos. Apoyando el desarrollo de hojas de ruta y estrategias de electrificación de flota que incluyen análisis energéticos, operacionales, y técnico-económicos.  

Regulación normativa: Los gobiernos están implementando regulaciones más estrictas en cuanto a emisiones vehiculares y estándares de eficiencia energética al igual que preparando normativas para nuevas tecnologías que todavía tienen vacíos regulatorios. En CMS apoyamos el diseño de las mejores políticas públicas en este ámbito para impulsarlos procesos de transición energética,  considerando las particularidades locales de cada uno de los mercados en los que trabaja. 

Cadena de valor de nuevas tecnologías, desarrollo industrial y economía circular: Existe una necesidad de tener un enfoque sistémico en las transiciones tecnológicas en el sector transporte para no repetir los mismos errores o vicios de sistemas ya caducos. En ese sentido, es importante trabajar en la intersección de la cadena de valor de estas nuevas tecnologías, en particular de baterias, políticas de desarrollo industrial o de agregación de valor a materias primas y de circularidad en estos nuevos mercados para reducir los impactos ambientales, pero también aprovechar las oportunidades de participar en un mercado global desde las economías emergentes de América Latina y el Caribe.